build-icon

2 Formación

Forme un equipo Caring Well que dirija los esfuerzos de su iglesia.

El segundo paso es vital para que el compromiso inicial se convierta en algo más que buenas intenciones. Le pedimos formar un equipo Caring Well, para coordinar los esfuerzos de su iglesia durante el resto de la campaña.

Este equipo deberá componerse de un grupo pequeño de líderes claves que provengan de su equipo pastoral, y de los ministerios estudiantil, infantil, con mujeres o matrimonios. Este equipo Caring Well, se asegurará de alcanzar cada uno de los pasos restantes.

Si en su iglesia hay miembros con experiencia en el trabajo social, el derecho, la consejería o la educación—campos con entrenamiento para responder al abuso—, podrían ser buenos miembros de este equipo. Por el otro lado, si alguno de los miembros de la iglesia, tuvo alguna experiencia con el abuso, y ha avanzado lo suficiente en su proceso de recuperación, su participación en el equipo, podría brindar una perspectiva valiosa.

En esta página encontrará algunos recursos para formar y empoderar a su equipo. Es tiempo de elegir al grupo que impulsará los esfuerzos de su iglesia, durante los siguientes pasos.